kopfbild


solo cuentos

librobild



Escrito en castellano.Traducido al inglés y al alemán.
Un cuento para jovenes en 25 capitulos.

solo cuentos

Copyright r Genoveva Serra Caselles, 1995
Reservados todos los derechos.

Deposito legal V- 3480 - 1995
Valencia, Agosto 1995

Traducción, diseño de la cubierta y maquetación:
Klaus-Dieter Zorn
Ilustraciones: Ester Lluzar

     Si te interesa saber porqué un gato cae al mar, o porqué dos zorros salvan a un lobo, qué hace una lombriz para ya no estar fea, o como pilotea un petirrojo un avión y siempre te has preguntado si es verdad que las ranas son unas mentirosas y qué es lo que hacen los animales en las Navidades, te aconsejo que leas este libro pero muy atentamente. Encontrarás respuestas a estas y otras preguntas de gran interés del reino de los animales aparte de saber un poco mas de duendes y de hombrecitos. Asi que ponte un sombrero y ven conmigo de viaje para que juntos vayamos descubriendo que los animalitos quieren ser nuestros amiguitos.

librobild

solo cuentos


Uno


El elefante y la hormiga protestona

elefante1

     Una vez había un elefante que cruzó toda la selva para buscar a un amiguito. El siempre estaba triste y no comprendía como era que no tenía a nadie con el que compartir sus hazañas. Una mañana se despertó y empezó de nuevo la marcha, solo que ese día iba a ser muy especial, ese día iba a ser el mejor de su vida.
     Andando despacio como solía hacerlo, tropezó con una piedra muy grande y casi se lastimó una pata. El dijo:
- ¡Ay! y casi iba a continuar cuando se oyó una voz y además con muy mal genio.
- ¡A ver si miras donde pisas, casi me has lastimado una de mis patitas!
Y el elefante volvió su cara casi triste y cual fue su sorpresa al ver quien era la criatura que estaba brincando y protestando.

elefante2

     - Si, si, es a ti, a ti te digo, ten mucho cuidado sabes, o puede que te enfrentes conmigo. Si, la hormiga estaba que ardía de rabia al ver que el elefante seguía sin responder y la miraba casi aturdido.
- ¿Y bien, es que nunca has visto a una hormiga?
- Pues la verdad si, pero no con tan mal genio.
- Eso no lo sabes tu bien, como vuelvas a pasar por aquí sin tener cuidado, verás lo que soy capaz de hacer. En ese momento el elefante sonrió, y acabó su cara de sorpresa.
     Se quedaron allí juntos, y hablaron de muchas cosas, los problemas que tenían ambos, la alegría de vivir, lo que les gustaba ver la luna y las estrellas, y aquellos ríos transparentes, así que pasaba un día y dos y el elefante siempre volvía para hablar y admirar la vida junto a la que se convirtió para siempre en su amiga.

Once


Los cocodrilos

cocodrilo1

     Yo sé una cosa de los cocodrilos; son envidiosos.
¿No lo sabíais?
     Se pelean por nada y lo que es peor, no perdonan si otro tiene las escamas mejores que las suyas. Son presumidos y les gusta la paz y la tranquilidad. Pero que envidiosos son.

cocdrilo2

     Un día fui a un safari y todo iba bien, vimos praderas llenos de cientos de animales, todo iba a la perfección, bueno, casi todo, algún pequeño problemilla, ya sabéis lo que ocurre en los safaris. Pues bien, cruzamos un río con un barco de un buen amigo. ¡Que naturaleza! ¡Que vegetación! Y el olor es inconfundible.
     Yo, claro está, desobedecí las ordenes de aquellos que tenían mas experiencia que yo, y cuando desembarcamos, ellos siguieron adelante y yo me quedé atrás recogiendo unas ramas con unas hojas muy extrañas que me interesaron en seguida y así ocurrió todo.

cocodrilo3

     Sentí que algo me rozaba los pies. Algo grande y pegajoso. Se movía lento y no hacía ruido. Volví la vista y me quedé clavada de espanto. No podía reaccionar, iba a ser comida y enterita por un cocodrilo enorme. Pensé, solo durará un momento. Es el final. Pero en ese instante apareció otro más grande y también se puso a mi lado. Los dos me miraron y yo ya no sabía donde estaba. Así que no me moví y cerré los ojos.
     Pero en ese momento los dos cocodrilos empezaron a pelearse, a ver quien iba a comerme. Aquél era un infierno. Levantaban barro con sus colas y producían ruidos extraños. Aproveché para echar a correr.

Por primera vez en mi vida adoré la envidia y la rivalidad, pero así es la vida.

Veinticinco


La Navidad de los animalitos

Navidad1


     Cuando llegan las Navidades todos los animalitos del mundo sienten lo mismo.
Un acercamiento y una unión. Se pasan ruidos, signos, lamentos, gemidos a través del mundo. No hay ni un solo lugar donde no existe esta comunicación.
Unos con frío, con hielo, otros con calor, con mucha o poca vegetación y todos a la vez cantan sus canciones y bailan unos ritmos preciosos. Miran al cielo y agradecen la vida, la luz, se comunican con caricias, con gestos, depende.

navidad2


     Hay tantas especies. Ellos no comen turrón ni reciben regalos. Tienen tantos regalos todos los días. El mejor para ellos es permanecer juntos y fuertes.
     Todos los animalitos del mundo tienen su corazoncito. De vez en cuando sale uno un poco mas travieso que los demás y desafina adrede, pero en navidad todo esta perdonado. La nieve caerá y borrará esas faltas.
     Cuando llegue la Navidad pensad en ellos. Pues también piensan ellos en vosotros, y si no, mirad a los ojos al animalito que tenéis en casa.

Veréis que contento está, es Navidad.

familia

caracól1 caracól2

solo cuentos



Indice


El elefante y la hormiga protestona     7
La oruga     10
El gato del puerto     13
La paloma presumida     16
El cuento de las conchas     19
El caracol resfriado     22
El pececito     25
El zorro     28
La luciérnaga     31
Los duendes     34
Los cocodrilos     37
Las ratas     40
Una historia     43
Una lombriz     46
El petirrojo     49
Los jabalíes     52
El hombrecito     55
El mono Juan     58
La cucaracha     60
Los caballos     63
La serpiente     66
Las ranas     69
Un mosquito     72
La mosca y el perro     75
La Navidad de los animalitos     78


Copyright 1998 - 2014

Genoveva Serra - art

página principal